Blog de AustriaVacaciones
Mié, 03/04/2019 - 11:11
Rebeca

Viajar con niños por el Danubio

Índice de contenidos
    Con niños por el Danubio en bici

    Viajar con niños y en bicicleta no es tarea fácil, lo sé. La necesidad encontrar una ruta asequible y atractiva para las cortas edades puede comprometer a veces la belleza de ésta. ¡Menos mal que existe el Danubio! ¡Y menos mal que existimos nosotros (?), Biciland, que nos lo conocemos de cabo a rabo -o de fuente a desembocadura- y podemos ofreceros una opción a medida y, como siempre, sin maletas!

    La belleza del Danubio a los ojos de los más grandes y de los más pequeños 

    Si los cauces de los ríos tienen siempre algo mágico -cuentos, poesía, cine y todo tipo de historias varias se sirven de sus orillas, fascinantes y hechiceras, como de marcos perfectos-, qué no tendrá entonces el imponente Danubio, cuyas aguas achocolatadas, que no azules, fueron la primera autopista de Europa y por las que serpentean varios miles de años de historia del continente. Por eso la ruta cicloturista del Danubio, que une Donauschinge (Alemania) con el Mar Negro siguiendo la antigua calzada romana, es hoy una de las rutas cicloturistas más famosas del mundo, el circuito que todo viajero desea hacer algún día en bicicleta.

    La gran barrera natural de los imperios es un lugar de encuentro entre naturaleza, arte y cultura, un destino perfecto para viajar con niños. Ruinas que transportan a un pasado lejano, castillos enclavados en verdes colinas, bosques frondosos, pueblos encantadores, ciudades rebosantes de propuestas interesantes…, las ansias de naturaleza, de cultura y de descubrimiento se ven colmadas en un mismo viaje. La ruta del Danubio es, para los más jóvenes, un estímulo sin igual, un lugar de esos que dejan marca, y, para los adultos, un derroche de belleza natural y artística.

    Pero, cuando se trata de viajar con niños, la parte práctica es tan o más importante que la lúdica: se necesitan rutas sin “contraindicaciones” …

    El Danubio de Passau a Linz: la ruta ideal para viajar con niños

    La longitud de la ruta del Danubio (2857 kilómetros) hace que, de ésta, surjan itinerarios distintos adaptables a cualquier perfil, algunos ideales para viajar con niños en bicicleta, como es el tramo de Passau a Linz.

    En esta zona de Austria la ruta está totalmente pavimentada y separada de los coches en su mayor parte. Es muy llana, segura y accesible. No presenta ninguna exigencia técnica y, además, el desarrollo de sus servicios e infraestructuras garantizan una tranquilidad total. Hay muy pocas zonas compartidas con la circulación (siempre muy tranquilas, en general calzadas en pueblos) y en varios tramos se puede circular por la ribera derecha e izquierda indistintamente, pues ambas se conectan por diversos puentes. 

    Los 75 km que la completan se dividen en 6 etapas de entre 14 y 22km, y siempre con un desnivel de tendencia negativa. ¡Es asequible incluso para los más pequeños!

    Obviamente, además del aspecto práctico, os proponemos este tramo porque es de una belleza abrumadora. Os podría hablar de mil rincones, pero para no haceros un spoiler, hoy sólo os hablaré del meandro de Schlöngen, porque seguro que ya lo habéis visto en foto alguna vez (aunque cualquier imagen es incomparable a la realidad). Llegar a sus alturas exige una corta caminata que vale mucho la pena, pues, una vez en el mirador, podréis contemplar un paisaje de esos que dejan con la boca abierta: en una curva imposible, el Danubio nos deja una vista insólita de su valle, frondoso, imponente, cautivador. Se siente uno pequeño y grande a la vez, desde Schlöngen.

    Un plus de ocio para viajar con niños

    A veces, ni los kilómetros ni la actividad contemplativa son suficientes para los más pequeños, rebosantes de energía. Por eso os aconsejo con ahínco la ruta de Passau a Linz: porque ofrece un plus de ocio para los más pequeños. Por ejemplo, en Postlingberg, una montaña situada al norte de Linz y cuyas vistas sobre la ciudad son espectaculares, los más pequeños son recibidos por un dragón antes de iniciar un recorrido en tren por un mundo fantástico. Y, en Engelhartszell, podréis disfrutar de las aventuras acuáticas que ofrece el “Haus am Strom”, que os permitirán conocer la biodiversidad del río Danubio, experimentar con los efectos de la energía hidroeléctrica y mucho más.

    En Biciland proponemos completar esta ruta en 6 etapas, adaptadas a las diferentes edades y para disfrutar de unas vacaciones completas al gusto de todos.

    Nos vemos por el mundo y nos leemos en el blog.

    By Rebeca
    Añadir nuevo comentario